Los bolsos de ante de Muicuero están hechos con una piel natural de alta calidad, que les confiere gran parte de su belleza.  Sin embargo, es importante destacar que a los materiales nobles hay que cuidarlos con más mimo que a los artificiales y más en el caso del ante, por ser un material muy poroso y delicado. Por ello los bolsos fabricados con ante requieren un mayor cuidado que los demás pues se pueden manchar más fácilmente, especialmente con aceites, grasas y líquidos y por ello hay que ser especialmente cuidadosos.

En Muicuero recomendamos hacer uso de los siguientes consejos para alargar la vida de los bolsos de ante y conservar su belleza:

1.- Manejarlos con cierto cuidado y con las manos limpias, ya que al tratarse de un material natural muy poroso, es muy susceptible a la absorción de aceites y grasas. Si sólo se trata de suciedad superficial, se puede pasar una goma de borrar.

2.- Hay que evitar humedecer el ante, incluso para limpiarle. Esta es una de las reglas más importantes antes de actuar en este material. Si se limpia el bolso en presencia de humedad solo se consigue incrustar más la mancha. Por ello hay que limpiarlo en seco.

3.- Atención especial a la lluvia que pueda caer de forma inesperada sin llevar paraguas. Si se moja el bolso, hay que dejar que se seque al aire. No se debe aplicar ninguna fuente de calor externa, pues se podría dañar.

4.- Si la mancha es superficial se puede quitar con la ayuda de un cepillo pequeño. Se frota la superficie de la mancha con cuidado para que se desprenda la suciedad.

5.- Para manchas de tinta, se puede frotar con un paño de piel.  Si no se eliminan con este truco, difícilmente se podrá hacer desaparecer la mancha.

6.- Si con los intentos anteriores no ha salido la mancha es recomendable comprar un limpiador de ante en una droguería o llevar el bolso a una tintorería pues ellos saben cómo actuar en cada caso y dejarán el bolso de ante libre de manchas, sin estropearlo.

7.- Si se va a dejar de usar temporalmente, se recomienda guardarlo en una bolsa de tela, para protegerlo, y rellenarlo con papel para evitar que se deforme.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *